domingo, 20 de diciembre de 2009

Lluvia*







Trazos de relámpagos entre nubes negras

retumbar de truenos.

Montada en el viento llega la tormenta.


Presurosa busco refugio en la casa.

Aseguro puertas, cierro el ventanal.

Ya la lluvia golpea con fuerza

ruge el viento arisco como animal salvaje.


El agua desborda los declives.

La tierra toda se abandona a sus caprichos.

Gozosa baña los árboles, penetra hasta sus raíces,

sabiéndose bienvenida.


Detrás de los vidrios la miro, envidiando

su fuerza, su desparpajo, su libertad.

Sabiéndose indispensable, juega,

se abandona blandamente al abrazo

de los pastos secos, del verde sembrado.


Sus ruidosos diques se alejan.

Ella corta sus juegos y los sigue sumisa.

Viajan hacia el norte.

Allá la esperan.

Con ansias, con sed, con bendiciones.



*de Elsa Hufschmid elsahuf@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario